2

su Versiculo Biblico Leer mas

de lunes a jueves en directo a contar de las 22:45 horas y retrasmicion de martes a viernes a contar de las 14:15 horas Leer mas

 

Guía para Capturar el Movimiento y Dominar los Tiempos de Exposición



Guía para Capturar el Movimiento y Dominar los Tiempos de Exposición

pedestrians-400811_1280

En otras entregas del curso, vimos el papel de la apertura del diafragma como elemento compositivo, hoy es el turno de hablar del tiempo de exposición (o velocidad del obturador) como elemento compositivo, al margen de su influencia en la mayor o menor exposición de una fotografía.

Así es, la velocidad del obturador determina no sólo un mayor o menor tiempo de incidencia de la luz sobre el sensor, sino que además, como consecuencia de esto, nos permite dar a nuestras fotografías una sensación de movimiento o calma, fluidez o congelación, según nuestras necesidades.

Pero para poder dotar a nuestras composiciones de estos “acabados” necesitamos valorar y conocer ciertos aspectos que trataremos a lo largo de esta entrega. ¿Quieres conocerlos?

Aprende a Hacer Fotos en 31 Días (AHMF31) es el curso de fotografía de dZoom. Se trata de un curso de fotografía online gratuito estructurado en 31 entregas a través de las cuales daremos un completo recorrido por las diferentes temáticas clave en fotografía que te permitirán convertirte en un mejor fotógrafo. También podrás descargar el curso completo en formato ebook en la Zona Premium de dZoom

Antes de nada, debes recordar el papel del obturador. Si no te acuerdas bien, o quieres refrescar conocimientos, la 4ª entrega del curso puede ayudarte a ubicar al obturador dentro del proceso de generación de una fotografía.

Recordando… La Función del Obturador

El objeto del obturador no es otro que el de controlar el tiempo que se permite que la luz incida sobre el sensor de nuestra cámara. En la metáfora del vaso de agua, el tiempo de exposición era el tiempo que se mantenía el grifo abierto, ¿recuerdas?

Funcionamiento del Obturador

De este modo, cuanto mayor sea el tiempo de exposición, mayor será la luz que incida sobre el sensor y viceversa. Algo que deberemos tener en cuenta a la hora de realizar nuestras tomas.

Velocidad de Obturación y Tiempo de Exposición. ¿Són lo Mismo?

Quizás hayas notado que en lo poco que va de entrega ya he hablado repetidas veces de dos términos: velocidad de obturación y tiempo de exposición. De hecho los he usado para referirme al mismo concepto, pero ¿significan lo mismo?

Pues lo cierto es que, efectivamente, aluden al mismo concepto, si bien, en realidad, cada término es inverso del otro. Es decir, una velocidad elevada del obturador supone un tiempo de exposición reducido y viceversa.

Por eso, aunque lo más habitual es hablar de tiempo de exposición, si escuchas velocidad de obturación no debes preocuparte, eso sí, deberás tener en cuenta la citada relación entre ambos para no interpretarlo erróneamente.

border-collie-667502_1280

Escala de Tiempos de Exposición

Los valores de tiempos de exposición que ofrece cada cámara dependen, por supuesto, de cada modelo. Pero si echas un vistazo a los de la tuya, verás valores como los siguientes:

2″, 1″, 1/2, 1/4, 1/8, 1/15, 1/30, 1/60, 1/125, 1/250, 1/500, 1/1000

Al igual que sucedía con la escala de aperturas del diafragma, la escala de tiempos de exposición funciona mediante pasos, de manera que cada paso supone la incidencia del doble de cantidad de luz que el paso posterior.

Por ejemplo, un tiempo de exposición de 1/125s permite que el sensor reciba el doble de luz que el tiempo de exposición inmediatamente posterior 1/250s.

highway-216090_1280

También Existen “Medios” y “Tercios”

Al igual que sucedía cuando hablábamos de aperturas del diafragma, muchas cámaras ofrecen pasos intermedios que permiten al fotógrafo ser más preciso a la hora de elegir el tiempo de exposición.

Por ejemplo, mi Nikon D60, de la que ya te he hablado en más de una ocasión, dispone de tercios, de manera, que para pasar de un tiempo de exposición de 1/125s a otro de 1/250s tengo dos posiciones intermedias. Concretamente son tiempos de exposición de 1/160s y 1/180s.

Bulb. Tiempo de Exposición A La Carta

Como dato curioso, muchas cámaras, mi D60 entre ellas, ofrecen un tiempo de exposición que se denomina bulb y que permite al fotógrafo alargar el tiempo de exposición tanto como desee, pues es éste el que determina el momento en que se abre el obturador y el momento en que se cierra, sin necesidad de fijarlo antes de disparar.

Podríamos definirlo como un tiempo de exposición indefinido. Y, aunque pueda parecerte que es “inútil” un ajuste de este tipo, seguro que a más de uno ya se os han ocurrido posibles aplicaciones, ¿verdad?

foto por Tambako The Jaguar (licencia CC)

Relación Entre la Escala de Aperturas y la de Tiempos de Exposición

Qué curioso que ambas escalas funcionen con pasos que permiten duplicar la exposición, ¿verdad? Y más curioso aún que estos pasos tomen valores como, por ejemplo, 1/30s en el caso de los tiempos de exposición, o como f/5.6 en el caso de las aperturas, ¿no crees?

Efectivamente, como bien imaginas, no es una coincidencia o algo simplemente curioso. Las escalas de apertura y velocidad de obturación están construidas de modo que sea sencillo lograr exposiciones equivalentes manejando de forma adecuada los pasos de apertura y de exposición.
Por ejemplo, suponte que quieres tomar una foto de un partido de fútbol y has comprobado que para que la exposición sea correcta los valores de apertura y tiempo de exposición más apropiados son f/5.6 y 1/500s, respectivamente. Sin embargo, observas que la foto sale movida, porque la velocidad de obturación no es suficiente.

Poniendo en práctica la relación de doble y mitad que hemos visto, una configuración con doble apertura (doble de luz), f/4, y la mitad de tiempo de exposición (mitad de luz), 1/1000s, ofrecerá una exposición similar a la anterior, y, probablemnte, evitemos que la foto salga movida.

Por supuesto, esta relación se hace extensible a medios y tercios, con lo que, a nivel de exposición, subir un paso completo (o un medio, o un tercio) en la escala de tiempos de exposición se “compensa” con bajarlo en la escala de la apertura del diafragma y viceversa.

¿Entiendes ahora por qué es tan importante conocer las escalas de aperturas y tiempos de exposición?, y lo que es más importante, conocer la relación que existe entre ellas.

Este juego de subir y bajar pasos entre las escalas de apertura y tiempo de exposición será una tónica en tus trabajos fotográficos.

Cuando necesites diafragmas cerrados para obtener una amplia profundidad de campo, lo compensarás con altos tiempos de exposición, por ejemplo, en paisajes. Y al contrario, cuando necesites bajos tiempos de exposición, lo compensarás con diafragmas muy abiertos, por ejemplo, en fotografía deportiva.

bobsled-643397_1280

¿Qué Tiempos de Exposición Utilizar?

Bueno, pero centrándonos en los tiempos de exposición, ¿cómo sé qué tiempo de exposición debo usar para que una determinada fotografía aparezca lo suficientemente nítida?

Me temo que ahí no hay una regla, ni exacta, ni sencilla. Es cierto, que existen tablas complejas que te ayudan a calcularlo, pero entiendo que no tiene sentido ni aprendérselas de memoria, ni llevarlas impresas en el estuche de tu cámara.

Lo que, en mi opinión, deberás hacer es irte familiarizando con tiempos de exposición habituales para el movimiento de niños, la fotografía deportiva, la fotografía de paisajes, etc. Y eso sólo se consigue con práctica, paciencia y un poco de atención a la hora de manejar los controles de tu cámara.

Velocidad de obturación

Con el fin de que veas el distinto acabado que se produce en una fotografía al utilizar diferentes tiempos de exposición, te recomiendo que le eches un vistazo a este artículo(al que corresponde la imagen anterior). Creo que puede ser muy clarificador y ayudarte a la hora de empezar a trabajar con la velocidad de obturación.

No Hay Reglas Mágicas, ¿Entonces Cómo Sé Que Tiempo de Exposición Utilizar? Parámetros que Influyen

Más que una regla, lo que debes conocer son los parámetros o factores que influyen a la hora de seleccionar un tiempo de exposición mayor o menor. Serán esos factores los que analizarás y considerarás para emplear un tiempo de exposición u otro.

Algunos de estos parámetros son:

  • La velocidad del elemento fotografiado. A mayor velocidad, menor tiempo de exposición.
  • La distancia focal del objetivo. A mayor distancia focal, menor tiempo de exposición.
  • La distancia entre la cámara y el sujeto. A menor distancia, mayor tiempo de exposición.
  • La dirección en que se produce el movimiento respecto a la cámara. Cuanto más perpendicular sea el movimiento con respecto al eje óptico, menor deberá ser el tiempo de exposición.

foto por LASZLO ILYES

La Trepidación. No Olvides que Tus Manos También Se Mueven

Además de los factores anteriores debes considerar otro muy importante y ése es tu propio pulso. Así, cuando haces una fotografía, por muy bien que sujetes tu cámara y por muy tranquilo que estés, estás transmitiendo vibraciones a ésta. Y del momento de “apretar el gatillo” ya ni hablamos.

Este movimiento incontrolable puede, en función de cómo tengamos sujeta la cámara, del tiempo de exposición que estemos utilizando y también de la focal que usemos, verse recogido en la foto. En ese caso hablaríamos de una foto trepidada o movida.

Por supuesto, este defecto se puede evitar o reducir con la ayuda de trípodes para una mejor sujección de la cámara, disparadores remotos para evitar que al “apretar el gatillo” la cámara se mueva o, incluso, sistemas estabilizadores que neutralizan los movimientos producidos.

Existe una regla sencilla, aunque no infalible, para tratar de evitar la trepidación. Consiste en emplear siempre un tiempo de exposición que coincida o sea inferior a la inversa de la focal con la que disparamos. Así, si tomamos una foto con un 50mm, deberemos disparar “a pulso” con un tiempo de exposición siempre inferior o igual a 1/50s.

Si te interesa profundizar en este aspecto y conocer más consejos y aspectos relacionados con la trepidación, tenemos un artículo completísimo sobre el tema.

¿Y Qué Hay de Esas Fotos en las Que Quiero Movimiento? El Caso Típico: El Agua

Llevamos hablando todo el rato de cómo saber el tiempo de exposición adecuado para obtener una foto “estática”, sin movimiento, en la que el tiempo se detiene. Algo que por otro lado parece lógico, estamos hablando de fotografía y no de vídeo, ¿no?

Sin embargo, hay ocasiones en las que pretendemos exactamente lo contrario.Queremos que la foto muestre una estela, movimiento, fluidez

En este sentido, si hay un elemento en el que pensamos, por encima de cualquier otro, es el agua. Pues ofrece las dos posibilidades, tanto una representación de dinamismo y fluidez, como la visión estática y “congelada”.
Podemos pretender capturar “una gota aislada en el Universo”, para lo que necesitaremos tiempos de exposición suficientemente bajos, condiciones de iluminación adecuadas y una amplia apertura del diafragma.

¿Te ha gustado esa fotografía? Puedes aprender cómo conseguirlo en La Guía Definitiva para fotografiar Gotas de Agua.

drop-of-water-597109_1280
Por el contrario, podemos buscar que todas las gotas se fundan en un flujo continuo y “sedoso”, en cuyo caso deberemos emplear tiempos de exposición altos.

Además deberemos contar con condiciones de poca luz, diafragmas lo suficientemente cerrados y de forma imprescindible con un trípode.

¿También ésta te ha gustado? Consigue una toma parecida siguiendo los consejos de 9 Elementos Clave para Fotografiar Agua en Movimiento.
ocean-168133_1280

En Resumen…

Tras el artículo de hoy ya hemos incorporado otro de los elementos que nos permitirán hacer mejores fotos, el tiempo de exposición.

Conocemos la importancia que tiene la elección de un tiempo de exposición u otro no sólo a la hora de la iluminación de nuestras fotografías, sino también para obtener una fotografía nítida y precisa, a la hora de congelar o difuminar nuestras fotografías o, por supuesto, a la hora de eliminar las fotos movidas o trepidadas.

Además, hemos visto la relación de “compensación” existente entre la velocidad de obturación y la apertura del diafragma. Relación que será básica cada vez que vayas a tomar una fotografía.

Ahora es momento de asimilar todos estos conceptos, sacar nuestra cámara a la calle y comenzar a ponerlos en práctica. Yo te espero con la Sensibilidad ISO en la próxima entrega. ¡Nos vemos!


 

Tiempo de Exposición y Fotos Movidas: Conociendo Nuestros Límites

wpid-tiempo-exposicion.jpg

En el artículo en que cubríamos la velocidad de obturación explicábamos cómo los distintos tiempos de exposición permitían, no solo conseguir la luz necesaria para exponer correctamente nuestra foto sino además, captar el movimiento de la escena. En este artículo te explicamos el por qué de las fotos movidas y qué hacer para evitarlo. ¿Alguna vez te ha salido una foto movida? Entiende los motivos para poder evitarlo en el futuro.

A la hora de jugar con los tiempos de exposición nos podemos encontrar con un problema, y es que captemos no solo el movimiento de la escena sino nuestro propio movimiento.

Lo ideal es que cuando seleccionemos la velocidad de obturación o el tiempo de exposición que vamos a aplicar a nuestra foto, garanticemos que se recoge el movimiento de la escena pero no el nuestro.

La trepidación

Foto de ConanilFoto de Conanil Puede que no hayas escuchado nunca esta palabra, pero seguro que has experimentado alguna vez su efecto. ¿Nunca te ha salido movida la foto? ¿Nunca has visto parpadear un símbolo extraño en la pantalla de tu cámara con el dibujo de un trípode?

La trepidación es el temblor que hace que una foto pueda salir movida cuando nuestro propio movimiento se recoge en la foto.

Cuando sujetamos la cámara, estamos transmitiendo vibraciones a la misma, y en función de cómo la tengamos sujeta y el tiempo de exposición que estemos utilizando, es probable que ese movimiento también se recoga en la foto. Es cuando hablamos de una foto trepidada o movida.

Cómo afecta la distancia focal

Hace muchos años escuché hablar de la regla 1/50. Esta regla decía que la velocidad mínima de disparo de la cámara con la que una foto no sale movida es 1/50.

Pero luego descubrí que esa regla asumía un parámetro fundamental que no me habían contado: la distancia focal.

Foto de Left-HandFoto de Left-Hand En este punto te planteo una sencilla prueba. Coge tu cámara. Pon el zoom al mínimo y mira a través del visor. Ahora, pon el zoom al máximo, y vuelve a mirar por el visor un rato.

Si cuentas con un zoom lo suficientemente potente, te darás cuenta de que con el zoom al máximo es dificil mantener estable la cámara, ya que todo se mueve mucho.

Realmente, la cámara se mueve igual en tus manos, pero con la mayor distancia focal nuestros movimientos son mucho más evidentes. A la hora de hacer fotos, este movimiento se traslada a la foto, con lo que es bastante más fácil que con el zoom la foto salga movida. Eso, siempre y cuando no utilices una velocidad mayor que tu movimiento.

Por este motivo, la regla se amplía. La regla de 1/50 tenía aplicación en cámaras con una focal determinada. Si tu focal es de 200mm, probablemente necesites una velocidad de 1/200 o mayor.

Así que la regla 1/50 la podríamos convertir en velocidad mínima = 1 / distancia focal.

Excepciones a la regla

Hay factores y elementos externos que pueden afectar a los tiempos de exposición, aumentando o disminuyendo el tiempo máximo de exposición con el que podemos hacer una foto con garatías suficientes de que no salga movida.

Factores como el uso de estabilizadores en la cámara o en los objetivos, o la forma de sujetar la cámara a la hora de hacer fotos, afectan a este tiempo máximo.

El mejor consejo: conoce tu cámara

No obstante, este tipo de reglas se basan en la media. Nuestro pulso puede ser mejor o peor que el de otros, y además hay factores que pueden afectar a la velocidad positiva o negativamente, como son el uso de estabilizadores o la forma de sujetar la cámara.

Por eso, la mejor regla que te puedo dar es “Conoce tu cámara”. Conocer la cámara es fundamental para sacarle todo el partido, hacer buenas fotos en circunstancias diferentes y no perder oportunidades que más tarde podamos lamentar.

Así que, coge tu cámara y prueba. Prueba a hacer fotos con diferentes focales, y fuerza los tiempos máximos que te permitan hacer fotos con garantías de no salir movidas. De este modo conocerás tus límites y sabrás que velocidad elegir cuando salgas a hacer fotos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>